Salud y Bienestar >

Desarrollando traumatología en el norte

/ Fotografías:

Con una amplia trayectoria en traumatología, el Dr. Roberto Muñoz, se ha posicionado como un referente en las cirugías de tobillo y pie, a raíz de los múltiples estudios y pasantías que ha realizado en los principales centros de salud ya sea de Europa y Estados Unidos. Actualmente, reside en Antofagasta, donde se ha destacado como un tremendo aporte a la medicina regional en los 10 años que ha estado en dicha ciudad.

Oriundo de Santiago, el año 2009 se trasladó a Antofagasta en busca de una mejor calidad de vida para él y su familia. Ahí se encontró con que faltaban especialistas en su área, así es que no sólo se desempeñó en el ámbito público y privado, sino que también se dedicó a la formación de internos de medicina que posteriormente fueron traumatólogos. Fue Jefe del Servicio de Traumatología del Hospital Regional de Antofagasta, docente de la Cátedra de Medicina de la Universidad de Antofagasta, así como también docente de post grado de la Universidad de Chile en Traumatología y Ortopedia. Fue el médico fundador del centro de Traumatología y Medicina Deportiva de Vitalmédica en Antofagasta. Actualmente se desempeña en el Hospital Clínico de la Universidad de Antofagasta, en el Centro Médico Vilanco así como también en la Clínica Bupa Antofagasta.

Es el único especialista en tobillo y pie en la región. No obstante, atendiendo a las necesidades particulares de la ciudad de Antofagasta, ha realizado numerosos cursos avanzados y estadías de capacitación en patología de rodilla y medicina deportiva, como su fellowship con el grupo de especialistas en medicina deportiva del Barcelona Futbol Club bajo la tutoría del profesor Dr. Joan C. Monllau, uno de los más reconocidos especialistas a nivel mundial en esta área.

“Antofagasta tiene un clima privilegiado, incluso en invierno la temperatura es benigna, la cercanía al mar invita a la realización de actividades deportivas durante todo el año y esto lleva consigo más lesiones deportivas que en otras ciudades de Chile. Las patologías principalmente tienen que ver con tobillo y rodilla, destacando esguinces, desgarro de ligamentos cruzados, meniscos, fracturas y otras asociadas”, explica.

La evolución en medicina es indiscutible, y en esta especialidad la tecnología ha sido un gran aliado. Además, se han ido desarrollando nuevas técnicas las que van mejorando e innovando año a año. “He tenido la suerte de hacer capacitaciones con los más renombrados cirujanos de tobillo y pie: el Dr. James Nunley de la Universidad Duke, Carolina del Norte, Estados Unidos; el Dr. Nicolla Maffulli del Centre for Exercise & Sport Medicine de Londres, innovador por el uso de células madre para el tratamiento de lesiones de rodilla y tobillo; el Dr. Ernesto Maceira de Madrid, España, coach de mecánica clínica de pie; el Dr. Vilador de Barcelona, España, padre de la cirugía europea del tobillo y pie; y el Dr. Nick van Dijk de Amsterdam, hoy en día considerado el mejor artroscopista de tobillo y pie del mundo”. El Dr. Muñoz incluso postuló y ganó una beca en Suiza, Liestal, con el reconocido Dr. Beat Hintermann, creador de la prótesis Hintegra de tobillo (la misma prótesis que le colocó a Batistuta hace unos meses). “Cada uno te va enseñando sus recetas, sus experiencias, recomendaciones y consejos. Cuando enfrento a mis pacientes y analizo cada caso, recuerdo todas las experticias aprendidas con estos verdaderos maestros de la medicina y las pongo en práctica. Si tengo dudas, les envió el caso y lo discutimos”, cuenta con entusiasmo.

Actualmente, mis pacientes son la gran mayoría casos de lesiones deportivas de extremidad inferior (rodilla, tobillo y pie). “Trato de no dormirme y mantenerme en constante capacitación y actualización. Lo que hoy sabemos, en 5 años más estará obsoleto”.

Sin embargo, a pesar de su pasión por la medicina deportiva, el Dr. Muñoz confiesa que su procedimiento favorito es la cirugía reconstructiva de los pies, destacando la de los famosos juanetes.

 

 

HALLUX VALGUS

Conocidos como juanetes, el hallux valgus es una deformidad del pie que es bastante frecuente, especialmente en mujeres. Según estadísticas aproximadamente un 40% o 45% lo padecen en mayor o menor medida. “Es una deformidad en que el hueso grande del pie se va hacia adentro y el dedo gordo se va hacia afuera. Es progresivo, avanza lento y con el tiempo genera alteraciones, no solamente visibles, sino que además empieza a alterar la forma en que caminas, lo que va generando callos, dolores, deformidades, se montan los dedos y el pie comienza a ensancharse y se pone doloroso”, explica el Dr. Muñoz.

El tratamiento es amplio. Puede ir desde recomendaciones de cambio del tipo de calzado, utilización de órtesis o plantillas (ayudan a distribuir mejor la carga del pie) y uso de medicamentos para el dolor. “Si la molestia y el dolor persisten a pesar del tratamiento no operatorio, en este caso se puede plantear la cirugía”, comenta. “Desde que llegué a la ciudad ya tengo más de 300 casos resueltos. Más de la mitad son casos complejos, que son los que más me gustan, pues son un real desafío”, concluyó.

Scroll Up