Reportajes >

LEGO crea su primer ladrillo

con plástico reciclado

/ Fotografías:

El plástico tiene infinitas posibilidades y hoy es posible crear un sinfín de artículos con este material reciclado. Los expertos aseguran que solo dependerá de la imaginación de quien realice el pedido, para poner las máquinas a fabricar, y crear el diseño que el cliente pide. Una noticia más, que demuestra que el camino del reciclaje puede ser adoptado sin inconvenientes.

La noticia dio la vuelta al mundo y dio pie a preguntarnos cuáles son las posibilidades que tenemos de fabricación con plástico reciclado.

La empresa Lego creó su primer ladrillo fabricado con plástico reciclado. El material procede de botellas desechadas y cumple todos los estándares de calidad y seguridad de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos y de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. De esta manera, la marca dio un paso adelante en su estrategia de sostenibilidad para la fabricación de sus productos.

¿Podemos hacer lo mismo en Chile? Lo cierto es que las posibilidades de fabricación con plástico reciclado son infinitas y hoy es posible realizar cualquier diseño que una empresa requiera, utilizando este material, que estaba destinado a convertirse en desecho.

Es lo que hace la empresa Bacuplast, que trabaja el proceso de inyección de plástico, un método muy utilizado en la fabricación de piezas de gran consumo. Permite el moldeado de piezas y a través de un molde se inyecta a presión un polímero que se suministra en gránulos.

Este sistema ofrece múltiples ventajas, como un reducido costo, rapidez en el trabajo, y obtención de un producto acabado que no requiere de más procesos. Es por ello que supone un método de producción de gran uso a nivel mundial, como hoy lo está haciendo la empresa Lego.

¿Qué es lo que se puede hacer? Giovaninno Baselli Fernández, representante de Bacuplast (https://www.bacuplast.cl/), señala que con este método es posible hacer todo lo que el cliente tenga en su cabeza y lo quiera materializar, pasando por productos de menajes, hasta novedosos artículos anti-covid, que ayudan a evitar el contacto con algunas superficies.

“Cualquier producto que el cliente requiera lo puede desarrollar con plástico, ya sea nuevo o reciclado, y la duración puede ser incluso para toda la vida. Para muchos es algo difícil de creer, pero con los desechos se pueden realizar artículos con la misma calidad que el plástico nuevo y las opciones son infinitas. Hoy el cliente viene con una idea y comenzamos el trabajo”, agrega el profesional.

 

 

Los pasos son:

– Proceso de definición de estrategia, donde vemos qué es lo que haremos.
– Diseño del concepto, viendo el producto a grandes rasgos.
– Afinar los detalles del diseño.
– Realizar la matriz exacta de lo que busca el cliente.
– Verificación y test: Se pone a prueba el modelo.
– Producción
– Mercado: Cuando es un producto de creación propia de la empresa, se ofrece al mercado.
– Disposición final: Reutilización si el producto se convierte en desecho.

Bacuplast hoy ha desarrollado un sinfín de artículos, tanto con plástico nuevo como reciclado, algunos de estos muy insólitos y de los cuales se desconoce su materia prima, su calidad y su duración en el tiempo, factor que lo convierte en una pieza no contaminante.

Algunos de estos son:

– D2One: Pulsador que se convierte en la extensión de tus manos y evita el contacto con superficies de alto tráfico. Es de fabricación propia y fue creado en pandemia.
– Bandejas transportes y cajas de organización.
– Menaje: En esta categoría encontramos vasos, platos, cubiertos, fuentes, coladores, entre otros utensilios, todos con una duración indefinida.

Giovaninno Baselli asegura que todos estos productos se pueden hacer personalizados, con los colores y logo de la empresa, algo que le piden muy a menudo.

 

Scroll Up