Panoramas >

Viñedos Veramonte

FILOSOFÍA VITIVINÍCOLA AL NATURAL

/ Fotografías:

Procesos orgánicos de producción vitivinícola y un packaging honesto que refleja la convicción de la empresa, han permitido a Viñedos Veramonte destacar por sus vinos y por la especial filosofía que busca presentarlos en su máximo potencial.

Cuando en el año 2012, Viñedos Veramonte comenzó a introducir un sistema orgánico de producción de sus vinos, convencidos de que debían dejar un legado a generaciones futuras, no imaginaron que este se convertiría en una carta de presentación que hoy los destaca y los diferencia como empresa.

La enóloga Sofía Araya, quien lleva 10 años trabajando para la viña, recuerda que todo partió como una filosofía que comenzaron a introducir en sus procesos. En el año 2018 se dieron cuenta de que debían certificarse y hacer de esto un sistema profesional que les permitiera competir en los grandes mercados. Estos ponen a los procesos naturales como un sello diferenciador a la hora de escoger dónde comprar.

Es así como la viña comenzó a ganar terreno y, en la actualidad, ofrece un producto que, al ser elaborado bajo un enfoque orgánico, demuestra su real potencial. Es lo que les permite hablar de la expresión real del vino.

“Nuestros procesos son naturales, sin uso de químicos ni maquillaje que opaque la esencia del vino. Ello nos lleva a que exista un sistema de producción que se conecta con la naturaleza, por ende, el resultado es un vino que realmente expresa el terroir del que proviene”.

“Si bien esto demanda una mayor dedicación, tiempo y conocimientos técnicos, a la larga se obtiene un producto que ha tenido menos intervención humana en su proceso, y permite disfrutar el vino en su máximo potencial”.

 

 

UNA MIRADA RESPONSABLE

La enóloga Sofía Araya destaca que en los procesos orgánicos bajo los cuales la viña opera, se busca tener una mayor responsabilidad con lo que se entrega al consumidor, lo cual se traduce en incorporar procesos amigables con el medio ambiente. “Tenemos una mirada responsable con respecto al mundo que le vamos a entregar a las futuras generaciones. Por ahí leí que la tierra se la hemos pedido prestada a nuestros hijos, de eso se trata, eso es lo que nos lleva a tener esta mirada particular como empresa”.

Bajo esta premisa, y en las poco más de 500 hectáreas de terreno que Viñedos Veramonte posee entre Casablanca y Colchagua, la empresa ha logrado implementar un sistema de producción natural y sustentable, que se enfoca por sobre todo en rescatar al vino en su máxima expresión. “En la línea Reserva buscamos que nuestro packaging también refleje esta filosofía orgánica. Para ello, y junto a la inspiración del artista Luis Piano, elaboramos las etiquetas de Viñedos Veramonte de tal manera que evocaran frescura y un concepto relacionado con la naturaleza. Se quiso reflejar el colorido de los viñedos, incorporando sutilmente todos los elementos que son parte de nuestro ecosistema”.

De esta manera, Viñedos Veramonte ofrece un producto que es visualmente atractivo y que, además, está acorde con las tendencias del consumidor actual, preocupado de la sustentabilidad, el medio ambiente, y de encontrar productos que tengan algo que contar. Esto les permite llegar a un amplio abanico de consumidores.

“Actualmente, Estados Unidos, Canadá, Brasil y China son nuestros principales consumidores. Pero también queremos que el mercado nacional crezca y se encante con el vino, que entienda que este es un producto que aporta con varios beneficios y que además invita a compartir y a disfrutar”.

Descubrir al vino en su verdadera esencia y entender el lenguaje en el que este se expresa, es la invitación que Viñedos Veramonte nos hace. Nos introduce en un nuevo concepto para abordar los procesos productivos, un modelo que va de la mano con proteger el medio ambiente y con el traspaso de beneficios para el consumidor final, es decir, las personas.

 

 

@vinedosveramonte FB: Viñedos Veramonte www.veramonte.cl

Scroll Up