Reportajes >

VICTORIA PICÓN

Libertad en un proceso creativo

/ Fotografías: Marcelo Vejar

Hacer dialogar dos esferas artísticas como el ámbito textil y la escultura, es el sello con el cual se identifican los trabajos de Victoria Picón. La artista visual reconoce que detrás de cada uno de sus procesos creativos existe un acto de profunda entrega basado en los sentimientos.

Una destacada carrera como artista visual es la que ha realizado Victoria Picón, quien egresó de la Universidad de Chile y se inició como profesional compartiendo taller con otras artistas. Esta oportunidad le permitió realizar sus primeras muestras individuales y colectivas, tanto en Chile como fuera del país.

 

 

Fue en el 2009, y luego de un viaje que realizó a Nueva York, que comenzó a adentrarse en el tejido Saori que es una metodología japonesa de telar contemporáneo, taller que efectuó junto a Yukako Satone. “Estaba un día paseando por la ciudad y como soy artista, todo lo que se relaciona con mi profesión me llama la atención. Fue así como entré a un taller en donde usaban un telar bastante diferente al que yo conocía, y la verdad es que me enamoré de inmediato”.

Desde ese instante comenzó un trabajo de perfeccionamiento que la llevó a certificarse como instructora de una metodología que encuentra su origen en Japón y que se relaciona con el budismo Zen. “Este es el motivo por el cual el trabajo en este tipo de telar es una excelente manera de conectarse y descubrir tu propia personalidad”, asegura Victoria.
En el 2014 la artista regresó a Chile, y junto con ello dio un gran paso en su carrera. “Ese año obtuve un Fondart Nacional y es ahí cuando empezó la historia de Ugoki. Para quienes no lo saben, este concepto es un término japonés que en español significa movimiento y acción”.

Ugoki es el primer taller Saori certificado en Sudamérica. Este es un espacio en el que niños y adultos pueden disfrutar de manera libre el arte de tejer un telar, al mismo tiempo que aprenden entre ellos. “Esa es una de las acciones más maravillosas de este trabajo, y en la cual las personas logran compartir experiencias, lo cual enriquece aún más todo el proceso”.

 

 

ARTE E INTROSPECCIÓN

Actualmente Victoria es coordinadora de Fundación Planea en Viña del Mar, en donde se imparten talleres, y a partir de junio, comenzará a realizar clases individuales en Concepción. “No se necesita ningún tipo de aprendizaje previo. Justamente esta manera de relacionarse con el telar es sin una planificación previa”.

“Es durante el proceso que va naciendo el trabajo y va surgiendo el proceso creativo. Por eso es tremendamente beneficioso en términos de conocimiento personal, ya que a través del uso de materiales y colores te vas descubriendo”.

Los detalles son para Victoria un importante aliado dentro de su propio carácter creativo. “Mi mirada siempre ha sido muy enfocada en los detalles y mis trabajos tienen un sello más vinculado con lo que caracteriza al ámbito escultórico. No utilizo mucho color y le doy más fuerza al empleo de negros y blancos, y uso de relieves”, explica la profesional.

Para lograr este resultado la artista tiene un especial cuidado en buscar la materia prima ideal para plasmar su trabajo. Por ello hilos, linos y algodón delgado se convierten en sus principales aliados al momento de crear una pieza.

 

 

“Esta es una metodología que sin duda enamora, ya que más allá de estar realizando un trabajo creativo -que ya de por sí es maravilloso- tiene un efecto terapéutico. Te saca de tu zona de confort, y dada sus cualidades, es una metodología utilizada con personas con discapacidad. La experiencia ha demostrado que se han obtenido excelentes resultados”.

Hoy Victoria se considera una enamorada de este tipo de telar, un descubrimiento que la ha llevado a conocer no solo una faceta más de su profesión, sino también un proceso creativo que nace desde la libertad.

El Saori te conduce por un camino en donde no siempre se sabe a dónde te llevará, pero en donde la claridad de un auto conocimiento es la mejor guía para descubrirse más allá de un talento. Es, en definitiva, una manera de trascender. ¡Bienvenido a este nuevo mundo del tejido a telar!

mvpicon@gmail.com | @ugoki

Scroll Up