Reportajes >

UVM

ABRIENDO NUEVOS HORIZONTES AL TURISMO

/ Fotografías:

Chile es un país turístico por excelencia. Desde hace 4 años consecutivos, ha sido reconocido como uno de los destinos turísticos más importantes del mundo, especialmente en el turismo aventura, área en el que se desempeñan una gran cantidad de profesionales egresados de la Universidad de Viña del Mar.

Inserta en el corazón turístico de la V región, la carrera de Administración de Negocios Turísticos y Hoteleros de la Universidad de Viña del Mar, recibe a estudiantes en sus aulas desde el año 2014. “Al estar inserta en la Escuela de Ingeniería y Negocios, el foco de la carrera tiene que ver con el desarrollo de la administración y la gerencia en distintos tipos de empresas turísticas, como hotelería, agencias de viajes y de transporte, por lo tanto la dirección está orientada hacia el foco de la gestión, del negocio y de la administración”, cuenta Luis García Hernández, jefe de la carrera.

Además de tener un alma inquieta y un interés innato por los viajes, los estudiantes interesados en esta carrera tienen que tener tres características particulares. Primero un alto nivel de comunicación, ya que todos los negocios en los que se podrían desempeñar laboralmente están enfocados en el servicio al cliente. La segunda característica, que está ligada a la primera, es el idioma. “Lo ideal es que el estudiante tenga algunas nociones. Nosotros tenemos en nuestra malla inglés y portugués (este último básicamente por la cantidad de turistas brasileños que están llegando nuestro país), idiomas que el egresado debe manejar al final de la carrera para comunicarse al menos en términos técnicos”, explica García. Y la tercera propiedad, es tener un perfil con características ligadas a la innovación y al emprendimiento, puesto que aunque se trata de una carrera administrativa, la universidad entrega múltiples herramientas para la creación de un negocio propio. “En turismo tienen infinidad de oportunidades de hacer negocios. En turismo aventura, turismo cultural, city tours y una infinidad de cosas que les permiten a ellos ser sus propios jefes al finalizar el ciclo”, enfatiza.

Trabajar en turismo tiene una serie de satisfacciones, pero también algunos sacrificios. “En esta industria tú trabajas mientras los demás disfrutan. Quien quiera estudiar este tipo de carreras de servicios, tiene que tener en cuenta que es un trabajo 24/7, donde vas a trabajar algunos fines de semana y algunas festividades. Ese es el costo, pero tienes la satisfacción de trabajar en un ambiente muy entretenido, que es muy dinámico”. Además, se pueden desempeñar en otros lugares, fuera de las fronteras nacionales. “Nuestros estudiantes tienen la posibilidad de hacer prácticas en el extranjero, gracias a un convenio con una universidad mexicana. Ellos pueden hacer su práctica allá por cuatro o cinco meses, donde reciben alojamiento, comida e incluso, un sueldo por la labor que ejecuten”, destaca.

 

Luis García Hernández, Jefe de la carrera Escuela de Ingeniería y Negocios,Universidad de Viña del Mar

 

TURISMO INCLUSIVO

Pero si hay algo que marca la diferencia, es que la Universidad de Viña del Mar tiene una mirada inclusiva que está asociada a poder incorporar en todos los aspectos académicos a todo tipo de personas con discapacidades. “Nosotros como carrera en particular, lo que estamos trabajando para apoyar ese propósito, es el turismo inclusivo. Tenemos algunos proyectos bien interesantes de vinculación con el medio a través de la asociación y agrupación de museos de Valparaíso en la cual, por ejemplo, sacamos un mapa en braille para que las personas no videntes pueden ir a los museos y apreciar un poco el arte a través de estos mapas”, cuenta con entusiasmo. Estos tipos de trabajo los están ejecutando con alianzas con Sernatur y Senadis, lo que se traduce en una alianza con distintos entes que están trabajando en pos del turismo.

Scroll Up