Reportajes >

RESTAURANT HUENTELAUQUÉN

Un must para grandes y niños

/ Fotografías: Francisco Morales

Desde afuera el Restorán Huentelauquén llama la atención. Su lúdica arquitectura que imita a un gran barco despierta la curiosidad para ver con qué te puede sorprender. ¡Y no te decepciona! Apenas cruzas la puerta, te das cuenta que llegas a un mundo mágico lleno de colores y texturas que te invitan a entrar para descubrir sus sabores.

El lugar es amplio y lleno de detalles que hacen que sea acogedor. La decoración, la comida y, especialmente, el gran espacio de juegos, lo transforma en el lugar favorito de los niños, que apenas llegan corren al patio para disfrutar del gran barco que con sus puentes colgantes, resbalines, pasarelas y escondites hacen que sea el panorama ideal para echar a volar su imaginación. Ahí se convierten en aventureros, piratas y corsarios que juegan sin parar hasta que llega su comida a la mesa.

 

 

La creatividad se puede apreciar en cada rincón. Las mesas de madera con diseño rústico y las cómodas sillas permiten sentarse a contemplar los miles de detalles entretenidos que le dan un estilo único al lugar. Fragmentos de mosaicos en los pisos y en algunas paredes, mezclados con pinturas, afiches y pizarrones con divertidos mensajes, son algunas de las cosas que puedes encontrar a tu alrededor. Y si miras hacia el techo, te seguirás sorprendiendo con peces de madera, cajas, botellas y alguna guitarra colgando.

Si vas al baño, te encontrarás con una escena del paraíso con Adán, Eva y la serpiente como protagonistas y los lavatorios de cobre y mosaicos, no te dejarán indiferente.

Las chimeneas que están en el centro de cada espacio, además de darle un lindo toque decorativo, le dan una gran calidez, tan necesaria durante esta época invernal.

En el primer piso, las familias son las protagonistas, pero si subes al segundo piso, te encontrarás con un mundo diferente. Con una vista privilegiada para ver el atardecer, y una particular decoración a base de jeans cortados y separadores de bambú, se crea un ambiente alegre que incita a desinhibirse y cantar karaoke hasta que las velas no ardan.

 

Raúl Luna, Chef Restaurante Huentelauquén

 

En cuanto a la comida, hay variedades para todos los gustos. Carnes, pescados, mariscos, pastas, ensaladas, empanadas y pizzas, todos preparados con ingredientes de gran calidad, con un sabor exquisito, una linda presentación y nombres alusivos a la zona, como Chupe Isla Damas, Pizza entre Tongoy y Los Vilos, Lasaña del Pacífico, Lomo Mar y Tierra, etc. Para tomar, deliciosos jugos naturales, ricos aperitivos, una completa carta de tragos y una gran variedad de cervezas, donde destacan las artesanales de origen regional.

Un panorama imperdible para ir en familia a disfrutar de estas vacaciones de invierno, que puedes encontrar en Av. del Mar 4500, La Serena.

Scroll Up