Reportajes >

MARCO ANTONIO DÍAZ

Descentralizar para crecer

/ Fotografías: Rodrigo Rodríguez

Abogado titulado de la Universidad Católica del Norte, Máster en Administración de Negocios de la Universidad de Chile, casado y padre de seis hijos, Marco Antonio Díaz cuenta con un nutrido currículum, en el que destaca haber sido el Intendente más joven de Antofagasta, donde dejó una importante huella en el ámbito social, tanto en el sector público como privado, por su persistente lucha en la ansiada descentralización.

Un año y 7 meses fue el periodo en el que lideró la Región de Antofagasta como Intendente, cargo del que se retiró hace solo unos meses para postular a Gobernador Regional en las elecciones de octubre del presente año, cuando se comenzará a elegir por votación directa la investidura regional y se aplicará un mecanismo de transferencia de competencias para este efecto.

La “Perla del norte”, es una ciudad puerto que representa el 16,7% del territorio nacional, la segunda en cuanto a superficie. La gran riqueza mineral que alberga esta zona del país ha sido la base de su desarrollo, permitiendo una gran industria extractiva, que ha sido fundamental en el progreso y calidad de vida de los habitantes de la región. “Esta es una región muy rica en recursos naturales. ¡Imagínate que aporta más del 10% del Pib del país!, pero además del cobre y otros recursos, hay una riqueza humana tremenda que muchas veces está eclipsada por los indicadores económicos que nos ponen a la vanguardia respecto a otras regiones del país, por el aporte de industrias como la minería, energía, turismo, astronomía, logística y servicios. La principal empresa pública y privada de cobre del mundo están en Chile, pero es nuestra gente el corazón del desarrollo de esta región, ya que día a día construyen las historias que configuran identidad, y que es nuestro deber visibilizar a través de políticas desentralizadoras”, enfatiza.

 Es fundamental que la región comience a generar su propia identidad, porque eso le va a dar ventaja competitiva y comparativa, en relación al resto del territorio nacional

“Es fundamental que la región comience a generar su propia identidad, porque eso le va a dar ventaja competitiva y comparativa, en relación al resto del territorio nacional”.

“Este año tenemos una oportunidad histórica en todas las regiones del país, la elección de Gobernador Regional es el primer paso de un cambio mucho más profundo. Uno que echa por tierra 200 años de historia donde las cosas se han centralizado, teniendo a Santiago como el eje decisional. Es la ocasión de demostrar que tenemos la capacidad para gestionar nuestro futuro, por eso comenzar un relato regional respecto a este proceso emancipador es clave, mostrando las capacidades, la vocación y las estrategias que nos permitirán mejorar y desarrollar nuestras potencialidades a un nivel superior”, señala. “Posiblemente, se va a dar un escenario donde se podrá competir libremente con otras regiones. Por ejemplo, si vamos a hablar de puertos, te podría decir que los nuestros presentan mejores condiciones que el de Valparaíso, o que nuestros parajes -como San Pedro de Atacama- son asombrosos para el turismo nacional e internacional, o que acá hay un tremendo potencial para inversionistas. Tenemos los mejores cielos del planeta para observación en astronomía, somos capital mundial en capacidad de generación de energía solar, una cadena logística y de servicios que se complementa muy bien con los desafíos locales, y tantas otras cosas a las que hay que ponerles rostro e historia a través de un macro relato regional, que dé a conocer las historias de esfuerzo y dedicación de los hombres y mujeres de nuestra tierra”.

“Hoy la región va a necesitar liderar con mayor autonomía, y para ello se requiere un reencantamiento de las personas con nuestra tierra. Hay estudios que comprueban que quienes tienen arraigo por su territorio logran aumentar del orden de un 30% su presupuesto regional, porque se gasta menos en aseo y mantención de espacios públicos, hay más inversión en construcción, pago de impuestos a nivel local, lo que se traduce en mayor recaudación fiscal, en cambio cuando no tienen identidad regional o éstas se ocupan sólo para venir a trabajar, existe más desafección con los bienes públicos, por lo que se gasta más en su mantención y por lo tanto se empobrecen. Por eso, a medida que nos acercamos al proceso de descentralización, es fundamental que la región empiece a mostrar orgullo por su identidad, porque eso le va a dar una ventaja competitiva y comparativa importante en relación al resto del territorio nacional”, destaca.

Historias hay miles, y todas van a contribuir con un granito de arena a la esperada descentralización que se viene gestando hace años en forma paulatina, pero que ya tiene un hito importante este año, que “ayudará a construir la región que soñamos”, concluye.

Scroll Up