Reportajes >

Especial: FELIZ DÍA MAMÁ

Valiosos aprendizajes de vida

/ Fotografías: Pilar Castro - Marcelo Vejar

Nacemos e inmediatamente nuestros padres se convierten en un modelo a seguir. A través del ejemplo, de la profesión o de un talento que se manifiesta en una sencilla cotidianeidad, van trazando en los hijos el mejor aprendizaje que la vida puede entregar, y se convierte en la escritura de un legado que es capaz de perdurar en el tiempo.

El arte, la estética, la armonía es para estas tres profesionales el hilo conductor, que las ha llevado a construir lazos que les ha permitido abrir espacios para compartir un gusto, una pasión y formarse una visión de vida en común.

Se trata de un aprendizaje formado al alero de un mágico código no verbal. Es el momento en el cual podemos comenzar a hablar de la mejor enseñanza que una madre puede traspasar a sus hijos.

 


 

 

Izquierda: Isabel González, derecha: Valentina Montaldo

Isabel González y Valentina Montaldo

“Apoyo mutuo”

Valentina Montaldo: “Trabajo con mi mamá desde el 2010 en la empresa Consentido, que está dedicada a la banquetería, la producción de eventos y la decoración de estos”.

“Ha sido una excelente experiencia estar con ella en esto, ya que nos apoyamos mutuamente. Cada una aporta con su mayor fortaleza en el negocio. Mi mamá es muy innovadora en las propuestas gastronómicas; y en mi caso, lo mío se vincula más con el ámbito de la decoración puedo decir que la mejor socia que uno puede tener es tu mamá”.

 

 

Izquierda: Sofía Vidal, derecha: Alejandra Bucher

Alejandra Buchery Sofía Vidal

“Pasión por el diseño”

Sofía Vidal: “A ambas nos une la pasión por el diseño y el trabajo en manualidades. Estamos trabajando en proyectos en conjunto. Yo soy buena en la parte espacial y distribución de ambientes. Y en el caso de mi mamá, su fortaleza está en el manejo de los colores, texturas y materiales, que son áreas más específicas”.

“De esta manera vamos combinando nuestros trabajos y nos complementamos, lo que en conjunto ha sido muy importante para posicionar la tienda Azohia Design. Ha sido una experiencia muy enriquecedora”.

 

 

Izquierda: Katrin Ruhe, derecha: Astrid Reisenegger

Astrid Reisenegger y Katrin Ruhe

“El valor del trabajo bien hecho”

Katrin Ruhe: “A diferencia de lo que puedan creer, trabajar en un negocio familiar , como Café Rometsch, no siempre es la opción más fácil, ya que a veces cuesta separar el terreno familiar y el laboral. Sin embargo, creo que con el tiempo hemos aprendido a hacerlo, complementándonos y debo decir que soy afortunada de poder compartir a diario con mi madre. Ha sido un proceso de aprendizaje y un gran desafío”.

“De ella he aprendido el valor del trabajo bien hecho, que siempre trae sus recompensas”.

 

 

Izquierda arriba: Carolina Gallardo, izquierda abajo: Marcela Gallardo, Derecha: Cecilia Sanz

Cecilia Sanz, Carolina y Marcela Gallardo

“Unión y confianza”

Carolina Gallardo: “Trabajo con mi mamá desde hace 11 años en nuestra boutique y ha sido una experiencia muy positiva, he aprendido muchas cosas de ella. Aunque no es fácil trabajar con la familia -porque cuesta separar la vida personal de la laboral-, sin embargo nos ha servido para estar más unidas y desarrollar una confianza inigualable”.

“El principal valor que me ha transmitido es la confianza en mí misma, el empuje y la fortaleza para no dejarme caer ante ninguna circunstancia, siempre salir adelante con la frente en alto”.

“Energía y pasión”

Marcela Gallardo: “Yo trabajo con mi mamá desde hace dos años y ha sido una experiencia muy enriquecedora. Tenemos estilos y personalidades distintas y eso mismo nos ha permitido llegar con nuevas y mejores tendencias, lo que ha sido muy bien valorado por nuestras clientas en Cecilia Sanz Boutique”.

“En esta etapa me ha traspasado grandes valores, como el carisma, la energía y la pasión por lo que hace, que han sido el sello de mi mamá en todas las cosas que se propone”.

Scroll Up