Reportajes >

DECOLARIA & BORBOLETA

Emprender con mirada de mujer

/ Fotografías: Franco Miranda

Tres mujeres se unieron para dar vida a un proyecto que mezcla la energía con la belleza. Decolaria y Borboleta es el resultado del destino que fue capaz de juntar a estos tres rostros, en un espacio que busca brindar una grata experiencia y momentos inolvidables. Decoración con flores por un lado, y por el otro, una cafetería restaurante, conforman un lugar único que no puedes dejar de visitar en Iquique.

Son varias las cualidades que unen a estas tres mujeres. Pero sí, hay una característica que sobresale con mayor fuerza, es la pasión con la que cada una lidera sus respectivos negocios.

Todo partió cuando Ana María Ortega y Katherine Colville se conocieron al interior de una gremio de mujeres profesionales y empresarias llamada Mujeres Líderes de Tarapacá, Mujeres Non Stop. El destino quiso que congeniaran y vieran la posibilidad de poder hacer algo juntas. Ana María es chef, mientras que Katherine es abogada y artista floral, oficio por el cual ganó un importante premio el año pasado, por parte del portal internacional Zankyou. Este ZIWA AWARD la posicionó como la mejor empresa proveedora en su rubro en la Primera Región.

 

Katherine Colville y algo más

 

“La propuesta innovadora Decolaria de arreglos florales con tonos relajados- elegantes y modernos a la vez, utilizando flores que antes nunca se habían comercializado en la región, tuvo una excelente aceptación. Gracias a esto, Decolaria como florería online comenzó a crecer y me di cuenta que ya necesitaba un lugar más amplio y acogedor, en donde atender a mis clientes y novios. Fue así que encontré un maravilloso lugar, ubicado en la Península de Cavancha, sector céntrico y turístico por excelencia en Iquique. Pero este espacio era muy grande para mí, así que la idea de comenzar un proyecto en conjunto con Ana María me hizo mucha ilusión”.

Ambas empresarias comenzaron a desarrollar sus futuros negocios de manera independiente, pero como ellas mismas reconocen, unidas por un hilo que las identifica de igual manera en el concepto que buscaron imprimir en sus respectivos proyectos. Sara Ortega, hermana de Ana María, se convirtió en la tercera integrante, quien se sumó al proyecto Borboleta.

 

Sara Ortega, Administradora BORBOLETA

 

“Decolaria fue un nombre que se le ocurrió a Sebastián, mi marido y a mí me encantó de inmediato. Luego de buscar nos dimos cuenta que significaba emprender el vuelo en portugués”, Este es un concepto que le hace mucho sentido, a mi historia de vida”, comenta Katherine.

“Y Borboleta es mariposa en portugués. Cuando estábamos en la búsqueda del nombre, a Sara se le aparecían mariposas por todos lados. Como ya Decolaria estaba en portugués, decidimos también usar nuestro nombre en ese idioma. Se lo comentamos a Katherine y ella nos cuenta la historia de su mejor amiga que había fallecido en Brasil, y que en cada aniversario de su partida, se le aparece una mariposa en su terraza. Fue muy emocionante y ahí nos dimos cuenta de que íbamos en la dirección correcta, plasmando este “Emprende el vuelo Mariposa” “Decolaria Borboleta”, agregan Ana María y Sara.

Ambas cuentan que esta cafetería restaurante busca ofrecer una cocina de autor chilena con técnicas francesas. “Si bien aún estamos trabajando en la carta, en ella hemos tenido la participación de chefs de todo Chile, con el fin de reunir los mejores sabores de cada ciudad. Por ahora estamos funcionando con la cafetería con un sistema de menú todos los días”.

Para estas tres empresarias diseñar un lugar que fuera acogedor fue esencial. De ahí que se trabajó en base a una ambientación que invita a entrar y a disfrutar de gratos momentos.

 

Ana María Ortega, Chef Ejecutiva BORBOLETA

 

“Buscamos que cada detalle reflejara esa cercanía que queremos proyectar con nuestros clientes. Cada cosa fue pensada en esa línea y aún seguimos trabajando, ya que queremos que cada cosa esté en armonía. Esa idea es la que queremos entregar a este lugar, para que sea un espacio que les guste a todos”, señala Ana María.

“Este proyecto lo hemos construido en conjunto, y a su vez cada una le ha puesto el sello a su propia marca”. En el caso de Decolaria existe una constante preocupación por traer propuestas innovadoras y de vanguardia, para lo cual Katherine está en constante búsqueda de las tendencias en decoración y diseño floral de Inglaterra, Estados Unidos, Australia y Japón, además de seleccionar las mejores flores disponibles en calidad y belleza desde Santiago y distintos cultivos del país.

“Y en el caso de Borboleta, el foco es brindar una experiencia gastronómica que sea única y que invite a pasar gratos momentos. Cada día nos preocupamos de perfeccionar la carta, con el objetivo final que nos permita encontrar esas recetas que encanten a todos y den que hablar”.

Decolaria y Borboleta son dos emprendimientos que se construyeron a partir de la mirada de tres mujeres que han depositado toda su pasión en lograr un resultado que refleja energía y belleza, el eje central bajo el cual nace este nuevo lugar en Iquique.

Scroll Up