Reportajes >

CECILIA BENNETT

Y SU NOVEDOSA APUESTA DE BOMBILLAS COMESTIBLES

/ Fotografías: Carolina Catalán

Innovar, pero de la mano con una conciencia acerca del cuidado por el medio ambiente, ha sido la línea de trabajo que la empresaria Cecilia Bennett está liderando en Concepción. Su restaurante Verde Secreto, ha pasado a convertirse en una excelente vitrina para mostrar alternativa de vida sana y en sintonía con la naturaleza. Su última gran apuesta son bombillas comestibles.

Para muchos pudiera parecer que es una idea sacada de algún cuento infantil. Pero lo cierto es que las bombillas comestibles hoy son una realidad, a la que los chilenos también pueden acceder.

Cecilia Bennett, empresaria penquista, se atrevió con esta modalidad en su restaurante Verde Secreto. “Siempre he sido muy inquieta por buscar cosas nuevas e innovadoras para incluir en mi restaurante. Primero fueron algunas propuestas que incluimos en la carta, en donde a tradicionales preparaciones como pizzas y hamburguesas, hemos ido sumando opciones para los veganos y vegetarianos. El objetivo es que personas con diferentes gustos encuentren acá alternativa para comer. Uno de los platos que nos caracteriza es nuestro ceviche y la modalidad XL en tragos”.

Y fue justamente en esta búsqueda que Cecilia vio la necesidad de hacer algo por el cuidado del medio ambiente. “Lo que generó que me cuestionara esta idea, fue ver la gran cantidad de bolsas plásticas que se utilizaban en los supermercados. Desde ahí comencé a estudiar y a investigar hasta dar con un proveedor extranjero que hacia bombillas comestibles”.

“Me dije por qué no incorporarlas en el restaurante y erradicar las de plástico, que son tremendamente contaminantes. En algún momento pensé utilizar bombillas de bambú, de vidrio e incluso de acero inoxidable, pero el tema del lavado y de estar 100% segura de que quedaran limpias, me producía cierta reticencia”.
Fue en esta búsqueda de encontrar alternativas que Cecilia conoció el producto y no dudó en traerlas, asumiendo el costo que ello significaba. “Si bien su costo es algo elevado, lo asumí. Entiendo que esto es parte de un proceso en donde debemos apuntar a algo más importante que es el cuidado del medio ambiente”.

NOVEDAD, SABOR Y UNA APUESTA

El primer pedido de bombillas comestibles llegó hace solo 1 mes y el éxito fue total. “Las personas se engancharon inmediatamente con el producto, el que además viene en diferentes sabores y colores”.

La bombilla está hecha de azúcar flor y gelatina, y es capaz de durar hasta 40 minutos en el líquido. Existen en 4 colores: café para el sabor canela y chocolate, rosado para el de frutilla, verde para el de lima y amarillo para el limón. No interfiere el sabor del trago, y tienes la opción de comértelas o no.

Con esta experiencia, Cecilia ya piensa en qué otras cosas puede reemplazar bajo la perspectiva de esta mirada ecológica. “Estoy analizando otras opciones, incluso de bombillas para veganos, de tal manera que todos tengan cabida en esta propuesta”.

“Creo que de a poco se está instaurando una mayor conciencia con respecto al tema. Es en este punto que junto a Verde Secreto queremos seguir innovando, diferenciándonos y buscando nuevas alternativas. El fin es que las personas vayan siendo parte de hábitos que permitan cuidar el planeta. Aún queda mucho por hacer”.

FB: Verde Secreto / Instagram: @verdesecreto / Paicaví 221, Concepción.
Scroll Up