Reportajes >

Constructora Bravo Izquierdo, encabeza Plan Piloto de Reactivación

       

/ Fotografías: Archivo

Tres fueron las constructoras seleccionadas para dar inicio al Plan Nacional de Reactivación en el sector de la construcción. En la comuna de Ñuñoa, Imagina; en Colina, Cypco y en Lo Barnechea, Bravo Izquierdo con el proyecto Connection. Esta selección se basó en la evaluación de estrictos protocolos sanitarios, con el fin de mantener a todo evento el resguardo de la salud de los trabajadores.

Gerente General Bravo Izquierdo, Luis Bravo Herreros,  Ministra de Trabajo y Previsión Social, María José Zaldivar y Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Lucas Palacios.

 

 

Con la presencia del Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Lucas Palacios, en conjunto con los ministros de Vivienda y Urbanismo, Felipe Ward; de Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar; además del Intendente metropolitano, Felipe Guevara; el alcalde de Lo Barnechea, Cristóbal Lira y el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Patricio Donoso; se realizó la supervisión en terreno de la puesta en marcha del plan piloto implementado en el Edificio Connection, de Bravo Izquierdo, dando inicio al Plan de Reactivación en el sector oriente de la capital, donde todas las obras estaban detenidas desde hace más de 4 meses, y así poner en marcha nuevamente los proyectos que quedaron detenidos a raíz de la crisis sanitaria y que hoy tiene con contrato suspendido a más de 300 mil personas en esta industria.

Hoy, en una nueva y más esperanzadora fase de la pandemia, las autoridades buscan a las empresas que han presentado un correcto desempeño en cuanto a la puesta en práctica de los protocolos de protección a los trabajadores, para comenzar con este plan piloto que pretende, poco a poco, reincorporar a las actividades laborales de la industria de la construcción (constructoras, inmobiliarias, subcontratistas, proveedores de servicios, proveedores de materias primas e insumos). “Estamos contentos y orgullosos. Este es un gran reconocimiento para nosotros, y a la vez es una gran responsabilidad que vamos a cumplir a cabalidad. Desde el primer día que la Cámara Chilena de la Construcción lanzó el Compromiso Sanitario, comenzamos a implementarlo e hicimos una serie de auditorías en todas nuestras obras a lo largo de Chile, y estandarizamos esta nueva forma de trabajar que nos estaba exigiendo nuestro rubro”, comenta Luis Bravo Herreros, Gerente General de Bravo Izquierdo, en el Kick Off del retorno a obra de Edificio Connection.

La Seremi de Salud, fue a revisar dos obras activas de Bravo Izquierdo: una en Concón y otra en Punta Arenas. En ambas superaron la auditoría con un 100% de aprobación, en la primera evaluación. “El Hotel de Punta Arenas estuvo un periodo en cuarentena, pero el proyecto de Concón nunca se ha detenido, porque contamos con los permisos correspondientes para seguir operando, y nos regimos a los estrictos controles exigidos por la autoridad, pero lo más importante, mantenemos el estándar exigido por nosotros mismo”, agrega Nicolás Arenas, Jefe del Departamento de Control de Gestión y Calidad. “La CChC y las autoridades han realizado estudios sobre el grado de contagio de enfermedades de transmisión bacteriana y viral, en procesos industriales como las obras de construcción, y comenzaron a establecer estrategias sanitarias e implementar, las que hacían más estrictas las medidas de control. Sin embargo, nosotros ya teníamos implementados desde hace años, varios de los protocolos impulsados por nuestro proceso de industrialización: desde antes usábamos mascarillas, antiparras y tipos de elementos de protección personal certificados por entes competentes y verificables; el amonio cuaternario también lo utilizábamos desde bastante tiempo atrás para sanitizar nuestras obras, instalaciones de faena, comedores, vestidores, baños y zonas de habitabilidad compartida; e implementamos contenedores modulares que se utilizan como baños, vestidores, lockers, etc., por lo tanto, no nos costó tanto adaptarnos a las medidas de contingencia”, explica Javier Alarcón, Gerente de Desarrollo e Innovación.

El jueves 06 de agosto, se reactivaron las faenas en la obra Connection, ubicada en La Dehesa, y para hacerlo, se realizaron una serie de acciones que garantizan la seguridad de todo el equipo. “En la obra, se tomó el examen PCR a todos los trabajadores y a toda la línea de mando, incluyendo a cada gerente de área. Esto permite pesquisar casos de contagio, que se derivarán directamente a los centros de salud correspondientes, junto con establecer periodos de cuarentena, a todo el personal que tuvo contacto estrecho con el eventual foco de contagio (transporte en el mismo vehículo particular, trabajo cercano, etc), lo cual permite limitar el flujo de contagio”, señala Ricardo Torrealba, Administrador de Edificio Connection.

“Además, sanitizamos toda la obra y los exteriores, y cada colaborador firmó un compromiso de autocuidado. Es importante destacar que nuestros trabajadores asumen estas medidas muy en serio, porque saben que es fundamental para su seguridad y para poder continuar trabajando. Adicionalmente, se implementó un sistema de transporte privado para que ningún trabajador tenga que utilizar el transporte público, evitando exponerse a contagios. En la misma línea, Bravo Izquierdo ha desarrollado un control digitalizado de acceso, donde se registran todas las condiciones de salud de nuestros colaboradores, y se toman fotografías al momento del ingreso y de salida de cada trabajador,” destaca Torrealba.

La necesaria reactivación comienza poco a poco a ver la luz, de la mano de quienes han sido líderes en los cuidados y la seguridad de todo el entorno de trabajo, con la idea de comenzar a retomar con cautela y precaución, la tan esperada normalidad.

 

Scroll Up