Panoramas >

Patricia Weber y Daniela Drago

UNA INNOVADORA APUESTA DE BANQUETERÍA

/ Fotografías:

Patricia Weber y su hija Daniela Drago entregan las claves de cómo hacer que la banquetería se convierta en protagonista de lujo en todas las estaciones del año.

Su nombre es sinónimo de prestigio, innovación y de un servicio de banquetería de primer nivel, que no solo incorpora las más exclusivas propuestas, sino que además una puesta en escena sobresaliente en cada evento que organiza. Patricia Weber es ya un referente en el mundo de la banquetería de la Quinta Región, gracias a una trayectoria que ha logrado construir tras 15 años de esfuerzo, junto a un gran equipo de trabajo en donde ingenio y creatividad han sido sus más fieles herramientas de trabajo.

Daniela Drago, su hija, se sumó un tiempo al proyecto de su madre como un complemento perfecto, en donde sabor y puesta en escena, se unen para entregar un producto final que definitivamente marca un precedente. Sin embargo, hoy buscando su propio proyecto familiar y laboral, Daniela se encuentra radicada en Frutillar, desde donde ingeniosamente ha realizado clases virtuales de cocina, que captan la atención de gran cantidad de mujeres, interesadas en aprender nuevas recetas, tips de cocina, y sobre todo en pasar un momento agradable, compartiendo con Daniela.

“Mientras yo busco los sabores y estudio cómo combinarlos de tal manera de ir generando sensaciones que van quedando como experiencias en las personas. Daniela, se preocupaba del montaje y la presentación. Es desde esta armonía que el tiempo que trabajamos juntas, logramos entregar un servicio integral, que se logró adaptar a los diferentes requerimientos que nos llegan. Siendo capaces de cubrir las expectativas de los clientes, la mayoría de ellas con alta exigencia”, comenta Patricia. “Cada temporada lo importante es ofrecer diferentes bondades que como banquetera he logrado rescatar para plasmarlas en una propuesta elegante, sofisticada, pero a la vez muy acogedora. Brindando esa sensación de calidez a la que justamente estos meses invitan”, señala.

Si bien los meses venideros estarán complicados para reunirse y celebrar eventos. No está de más recordar que “una banquetería de invierno puede partir con una rica sopa como entrada, que sin duda se convertirá en protagonista. Como segundo, hemos puesto en valor los guisos y comidas criollas presentadas en un formato gourmet. En relación a los postres, lo que proponemos son todas aquellas preparaciones de cuchara, es decir, que demandan una cocción en su elaboración como puede ser un creme brûlée. Muy interesantes son también los mesones o rincones en donde se puede jugar con propuestas de café, chocolate caliente, o queso y embutidos. Todo esto calza perfecto para un evento de invierno. Acá lo que se debe buscar es complicidad con el clima y no volvernos enemigos de él. Desde este punto de vista, se pueden lograr resultados innovadores”.

DE LA CREATIVIDAD AL ROL SOCIAL

Luego del terremoto del 2010, Patricia junto a su familia quisieron hacer algo más allá de su negocio. “Me di cuenta de que las grandes empresas tenían lo que llaman ‘Responsabilidad Social Empresarial’. Me propuse hacer lo mismo, pero obviamente a una menor escala que estuviera a mi alcance. Ideamos talleres de cocina mixtos donde las personas pudieran venir a aprender diferentes recetas de un menú completo. Con los fondos que se recaudaron ese primer año, pudimos levantar la casa y volver a implementar el equipamiento de trabajo para una mujer de Cartagena que había perdido todo, producto del tsunami”, describe Patricia.

Hasta hace un tiempo, 5 mujeres emprendedoras han sido beneficiadas con esta valiosa iniciativa. “Intentamos que sean principalmente emprendedoras de regiones alejadas, en donde sabemos que no existen buenas redes de ayuda. Pero además deben tener algún negocio vinculado a la cocina. Patricia y Daniela han sabido cómo combinar creatividad, innovación y una mirada social que hace que su propuesta trascienda más allá de los eventos.

 

Chocolate Caliente

INGREDIENTES

– 1 litro de leche descremada
– 200 grs de chocolate bitter 112 Neucober – 2 cucharaditas de vainilla
– Canela en polvo (opcional)

PREPARACIÓN

Calentar la leche en una olla hasta hervir, apagar y agregar el chocolate bitter 112 Neucober picado, revolver hasta que esté completamente derretido.
Finalmente agregar la vainilla. Servir en una taza y espolvorear con canela.

Scroll Up