Panoramas >

Hotel Awa

UN LUGAR PERFECTO PARA VIVIR LA MAGIA DEL SUR

/ Fotografías:

Ubicado a orillas del Lago Llanquihue, AWA es un proyecto familiar independiente que ofrece una estancia de absoluto confort, relax y lujo para disfrutar y descansar en medio de la imponente naturaleza exterior de la región de Los Lagos.

Puerto Varas es una tranquila ciudad, cerca de Puerto Montt y a poco más de mil kilómetros de Santiago, donde el verde de los bosques, el azul de los lagos y el blanco de los volcanes son el escenario perfecto para vivir unos días desconectado del mundo, y la mejor forma de hacerlo es en el Hotel AWA, que entrega privacidad y tranquilidad, ya que cuenta con playa y muelle privado, un campo exclusivo de 20 hectáreas y la opción de efectuar actividades naúticas.

 

 

La arquitectura del hotel, mezcla conceptos y técnicas contemporáneas con la identidad y cultura de la zona, respetando su entorno, utilizando materiales y elementos típicos de la región, como Piedra Laja, Piedra Volcánica y Ciprés de las Guaitecas, que llenan de vida con aromas e historias las instalaciones del hotel. Se construyó en hormigón armado, técnica elegida debido a la geometría del edificio y también a la tradición constructiva chilena. El hormigón a la vista realza la naturaleza y en su interior encontramos elementos típicos de la región, con presencia de arte moderno y de artesanía tradicional de la zona donde quedan a la vista telares mapuches y otras piezas, que crean una interesante propuesta en conjunto, para dar un ambiente cálido en este lugar único.

La construcción del Hotel tomó 3 años y fue realizada por la misma familia, a través de su empresa Arquigestión, creando un concepto en que el proyecto y la elección de terminaciones, han sido enfocados hacia la sustentabilidad y eficiencia energética. Posee la planta de paneles solares más grande de la Patagonia, una huerta orgánica y estrictas políticas de reciclaje, entre otras medidas.

 

EXCURSIONES Y ACTIVIDADES

AWA cuenta con una amplia variedad de alternativas para pasar un momento de relax y diversión, ya sea dentro de las instalaciones del hotel, como recorriendo los increíbles alrededores.

 

 

El spa es uno de los lugares favoritos de los visitantes. Ofrece una experiencia única y confortable, ayudando a encontrar el balance perfecto del cuerpo y la mente. Cuenta con sauna, baño de vapor, piscina de hidromasajes, cabina de masaje doble y una piscina temperada semiolímpica de dos carriles de 25 metros, que parece asomarse al lago.

Para quienes prefieran salir a recorrer el mágico entorno sureño, hay diversas opciones de excursiones outdoor, culturales, gastronómicas y vuelos en helicóptero e hidroavión.

Senderismo al Parque Nacional Alerce Andino, birdwatching en el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, kayak en el Estuario de Reloncaví, rafting en el Río Petrohué, pesca, paseos en bicicleta, cabalgatas y buceo, en lugares como el Lago de Todos los Santos, la Laguna Cayutue, Frutillar o el Lago Llanquihue son algunos de los imperdibles panoramas a los que se puede optar.

 

 

Y para terminar el día, nada mejor que disfrutar de la exquisita gastronomía, con menús que mezclan los ingredientes de la zona, las tradiciones locales y una sofisticada creatividad de vanguardia, y un refrescante cóctel o una copa de la cuidada selección de vinos chilenos que ofrece el bar.

Scroll Up