Panoramas >

CAFETERÍA CATUAÍ

Un espacio dedicado al café

/ Fotografías:

Tamara y Renata son dos jóvenes bolivianas que inspiraron el negocio que su madre se animó a abrir en nuestro país. Se trata de Catuaí, una cafetería de especialidades.

 

 

“Nuestros continuos viajes a Chile, específicamente a Iquique, fueron el primer paso para identificar que en la zona no existía una cafetería de especialidades”. Así parte relatando Cinthia Rada cómo se comenzó a trazar el proyecto de lo que más tarde se convertiría en la cafetería Catuaí.

“Mis hijas Tamara y Renata de la Fuente, fanáticas del café, me animaron en este emprendimiento. Actualmente Tamara es quien trabaja conmigo en el local. Renata vive en La Paz, Bolivia, y se desempeña en una cafetería que salió escogida como una de las mejores en Sudamérica. La experiencia que ambas tienen como baristas, ha sido fundamental en Catuaí”, explica Cinthia.

Fue así como el 9 de noviembre del año pasado, la cafetería abrió sus puertas, con un concepto que no solo habla de diferentes preparaciones de café elaborado a partir de granos de primera calidad, sino también se acompañó de una variada propuesta en alternativas saladas y repostería, que en su mayor parte son elaboradas en el propio local.

“Nos preocupamos de hacer nuestro propio pan, el yogurt y la granola que tenemos en la carta, incluso cosechar los brotes de alfalfa que acompañan alguna de las opciones de ensaladas. Esto, sin duda, le entrega un carácter especial a nuestras preparaciones”.

“Además, tenemos opciones vegetarianas, veganas y una propuesta de infusiones que también nos caracteriza. Y no podemos dejar de mencionar que contamos con el mejor café boliviano de exportación, con todos los métodos de destilación y de origen. Ello nos permite ofrecer todas las variedades de café en preparación, para lo cual nos hemos preocupado de capacitar a todo nuestro equipo”.

 

 

Cinthia reflexiona que si bien está muy contenta con la recepción de las personas, ya tienen en mente algunos proyectos para ir desarrollando en el corto plazo, como la habilitación de un espacio para niños, que permita a toda la familia disfrutar a cualquier hora del día.

La ambientación y decoración es otro detalle que habla de esa misma calidez con la que se identifica a la taza de un buen café. Alegres colores y amplios espacios son elementos que nos llevan a hacer una pausa y nos dan la bienvenida antes de adentrarnos en lo que significa el mundo cafetero, ese que cafetería Catuaí nos invita a conocer en Iquique.

Scroll Up