Espacio Inmobiliario >

CASA LLU

Geometría maravillosa

/ Fotografías: Daniel Corvillón

Ventanas irregulares que dejan ver el bosque, madera que se extiende entrelazándose entre formas geométricas y una estructura que parece suspendida en el aire y que por momentos parece rememorar los palafitos sureños, así es este proyecto de Cazú Zegers.

 

  • Arquitecta: Cazú Zegers G.
  • Arquitectos asociados: Hsü-Rudolphy.
  • Paisajismo: FAZ – Francisca y Alejandra Sánchez.
  • Ubicación: Fundo Carrán, Lago Maihue, XIV Región de los Ríos, Chile.
  • Superficie del terreno: 5.000 m2.
  • Año: 2014 – 2018.
  • Fotografías: Daniel Corvillón.

 

Interesante, desafiante y con una mirada arquitectónica que busca nuevas perspectivas que se alejan de lo tradicional, para encontrarse con una propuesta contundente y propia. Casa LLU encuentra su origen en un concepto, profundo, arraigado en sus dueños y en su entorno natural. Así lo demuestra la descripción entregada por el equipo de arquitectos que lideró este proyecto. “Se plantea en el concepto de “Lodge familiar”, que tiene como objeto albergar a un grupo familiar completo de cuatro generaciones con amigos. Ubicado en el sur de Chile en la Región de los Ríos, es una zona de mucha lluvia; de esta condición nace la palabra poética que lidera el concepto del diseño arquitectónico, el cual se plantea como un “manto de protección para la lluvia”, a la manera de las carpas precarias, que hacen los leñadores en el bosque con un nylon tensado a través de hilos, a veces con un pilar central para dejar correr el agua. El término “agua”, es la segunda palabra poética que origina el diseño. Se estudió la composición geométrica de la molécula del agua, así nace la idea de tres cuerpos conectados entre sí, bajo un gran manto de protección para la lluvia”.

 

 

La gran molécula de agua arquitectónica se extiende en sorprendentes bloques donde se distribuyen las habitaciones de la casa. Pasillos iluminados y grandes ventanas, conectan con el bosque convirtiéndolo en un invitado más del acogedor refugio. La casa presenta una mirada hacia afuera y la naturaleza parece mirar hacia adentro. La iluminación es generosa y cristalina, la luz envuelve dócil inundando el lugar de belleza. Pero no es solo la natural, algunas esquinas de la casa encuentran un guiño en barras de luz artificial, que vuelve aún más rico el recorrido por este lodge.

 

 

La materialidad de esta estructura juega un rol fundamental. Maderas nativas emergen con personalidad propia, como si su rol fuera el de otro habitante transmitiendo carácter y calidez. Mientras que la fortaleza del hormigón armado y las planchas de acero, provocan un contraste perfecto. En cada detalle se nota la experiencia de Cazú Zegers, quienes entregan un trabajo impecable, único y arquitectónicamente muy bien logrado.

Scroll Up