Educacion >

SCHULTÜTE

¡BIENVENIDOS A LA VIDA ESCOLAR!

/ Fotografías: Nicole Monsalve

Terminan las vacaciones y con ello, se inicia una nueva etapa escolar para los niños que ingresan a 1o año básico. Llega el primer día de clases, y los pequeños están ansiosos por conocer a sus nuevos amigos, a sus profesores, y lo más importante, están ávidos por tener su Schultüte.

La Schultüte o Cono escolar es una tradición alemana muy antigua y que aún se practica en su país de origen y en los colegios alemanes del mundo. Esta es la manera de darles la bienvenida no solamente a los alumnos, sino que también a los padres a esta nueva etapa escolar.

“La historia se remonta al siglo XVIII o XIX, en los estados de Turingia y Sajonia, en Alemania. Cuenta la leyenda que en la casa del profesor había un árbol llamado “Schultütenbaum” del cual pendían conos dulces, y cuando estos estaban maduros, significaba que los niños debían ir al colegio. Por tanto, esta tradición es una manera de endulzar el comienzo del año escolar con una alegría para estos niños”, explica el rector del establecimiento, Carlos Gómez.

Carlos Gómez, Rector Colegio Alemán, La Serena.

“Pero para nosotros como Colegio Alemán de La Serena, esta actividad además tiene un significado especial. Todos sabemos que los padres son los primeros educadores de sus hijos, y establecemos una alianza con ellos para cooperar en este proceso educativo, y la primera actividad que tienen en este sentido, es la confección de estos conos escolares. Hoy en día en Alemania estos conos se pueden adquirir en el comercio, pero la idea nuestra, es que lo hagan los padres con sus propias manos como un regalo para sus hijos”, recalcó. “Para ello, los padres asisten a un taller que se realiza previo al inicio de clases, donde las profesoras jefes junto a las asistentes de salas van ayudando a confeccionar cada uno de estos conos. Al ser personalizados, todos son distintos. Cada mamá o papá le va colocando la fantasía que más le guste a su hijo. Los conos contienen algunos dulces, pequeños útiles escolares, como una cajita de lápices, un destacador, algún cuento, algo significativo para el inicio de la escolaridad” aseguró.

Y como todo lo que tiene un comienzo, también tiene un final. “Nuestro Colegio Alemán de La Serena, desde hace muchos años, cierra el ciclo escolar el último día de clases del cuarto año medio con una Schultüte más pequeña que, en esta oportunidad la confeccionan quienes fueron sus educadoras en el Kindergarten y quienes fueron sus profesoras de primer año básico. Es un momento muy emotivo, donde se intercambian recuerdos y anécdotas de esos primeros años. De esta manera, se cierra una importante etapa en la vida de nuestros alumnos”, concluyó el rector.

Scroll Up